lunes, 23 de enero de 2012

La perfecta masa de pizza

Os sorprenderá el título de la receta de hoy pero es que es cierto, llevo años y años intentando encontrar una receta de pizza que realmente estuviera buena, fuese fácil de preparar y de cocinar, sin demasiados exigencias para el cocinero y por fin la he encontrado.  
Ayer domingo por la tarde, a pesar de que los expertos en salud humana lo desaconsejan, me quedé en casa sin salir así que para combatir el estrés que eso genera decidí cocinar alguna cosita, mi idea era amasar un pan, así que me puse a ojear el libro de 200 clases de panes que sorteó Carmela desde su blog la panadería de Carmela  pero como necesitas mucho tiempo de reposado me decidí por hacer unas pizzas caseras. 
El caso es que trasteando por Internet me encontré con una curiosa web: Una pizza donde te explican como hacer la masa de la pizza y además diferentes combinaciones. Además te ayudan a calcular las medidas dependiendo del número de pizzas que vayas a hacer.
Me animé a probar con esta receta y me encantó, por fin una masa fina, sin estar demasiado seca, super sencilla de hacer, así que os la recomiendo al 100%.


Ingredientes(para 2 pizzas +- 4 personas)

  • 340gr. de harina
  • 216 ml de agua templada
  • 8 gr. de sal(cucharadita y media)
  • 32 gr. de levadura fresca o un sobre de levadura de acción rápida

En un bol añade dos cucharadas de harina, la levadura, la sal y el agua templada remueve un poco y déjalo reposar alrededor de 10 minutos. Pasado este tiempo ve añadiendo harina hasta crear una masa que se despegue del bol, en ese momento sácala y en una superficie limpia ve añadiéndole harina hasta que la masa se deje de pegar completamente y déjala reposando en un lugar cálido mínimo 30 minutos.
Después solo tienes que amasarla dándole la forma que tu quieras, es recomendable hacerlas de un grosor de unos 1 centímetro. 
* Es normal que la medida de harina no sea precisa así que si la masa sigue pegajosa ve añadiéndole un pelin más.

Para el relleno como más te guste la elección de la foto fue una base de tomate y queso rallado, con jamón york, cherrys, alcaparrones y cuando salió del horno tras 10-15 minutos le añadí unas hojas de rucula fresca.
La segunda opción la misma base con atún, cebolla, alcachofas y orégano. ¡Todo un éxito!

Bon profit!